Bodas a medida, todo lo que podrías imaginar

bodas-a-medidas

Organizar una boda no es una tarea fácil, hay millones de cosas a preparar, a tener en cuenta y a comparar para que salga lo mejor posible. Y a las parejas la mayoría de todas esas ideas y detalles se nos escapan de las manos por falta de familiaridad y conocimiento con el sector. Por eso, contratar el servicio de organización de bodas a medida con mucho Aire de Amor es realmente útil y eficaz para que todo salga como deseáis.

Pero ¿en qué consiste este servicio denominado wedding planner y para qué sirve?

Tener una wedding planner es tener un servicio completamente personalizado para organizar vuestra boda. Se trata de una persona, junto a su respectivo equipo, que se encargará de ayudaros y aconsejaros sobre la organización, el diseño y la planificación de vuestra boda. Su tarea es saber escuchar, para poder respetar vuestro estilo y las necesidades y gustos de cada pareja. La wedding planner se encargará de todos los detalles de vuestra boda: documentación, decoración, lista de invitados y elaboración de regalos. Sin duda, tenerla es tener una organización de boda a medida como la que ofrece Aire de Amor, con todos los matices, timmings e ideas que vosotros propongáis.

Está claro que contar con este servicio no quiere decir que vosotros os desentendáis de la boda y no participéis en sus preparativos. Cuando contratas un servicio de wedding planner, tienes varias opciones: desde hacer la organización integral de principio a fin, donde te ayudarán con los papeles, el presupuesto, la búsqueda de lugares y proveedores, la organización de los invitados, así como las invitaciones, los recuerdos a regalar, la elección de vestido y mucho más. Pero, si lo preferís, al tratarse de una organización de boda a medida, podéis escoger tener esta figura solo durante el día de la boda, para que ese día no tengáis que estar pendientes de todo, ya que el equipo será quien controle los timmings, la entrega de los detalles que hayáis hecho y que todo esté a la perfección.

Tenéis que tener en cuenta que, con estos servicios, muchas veces ni os daréis cuenta, pero ellos harán mil cosas sin consultaros: llamadas, mails, reuniones, pruebas de decoración y presupuestos. Evitando tener que molestaros cada día y proponiéndoos lo mejor que hayan encontrado. Se trata de un trabajo delicado y que requiere mucho esfuerzo y muchas horas, pero que os irán genial. Si contratáis un servicio personalizado, contrataréis a vuestra mano derecha durante varios meses hasta después de la boda.

Las empresas de organización de bodas conocen perfectamente el mercado, el tipo de empresas que os puedan interesar con las que contactar, los precios que hay actualmente en el mercado, y según vuestro estilo los servicios adecuados que más os puedan gustar. Sin un equipo de wedding planner el camino será mucho más largo y difícil, quizá hasta se os hace un agobio, cuando lo que debe ser es un momento de disfrutar y pasarlo bien trabajando en el que será el día más importante de vuestra vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *