Si tienes un negocio tienes estar obligatoriamente en Internet

Cada día se suman más cibernautas a la red con la intención de encontrar productos o servicios. Esta efervescencia digital, sumada a la creciente competencia entre marcas, obliga a las compañías a incorporarse a los distintos espacios virtuales para no desaparecer de la visual que los clientes actuales poseen. Si tienes un negocio tienes que estar obligatoriamente en Internet para garantizar la permanente comunicación con tu público objetivo, integradores tecnológicos internacionales como Econocom, facilitan esta transición.

Desde la web no solo se puede publicitar, también es posible consolidar la presencia de la marca identificando las características demográficas e incluso personalísimas de los potenciales compradores para poder luego informar asertivamente e ingeniar mecanismos estratégicos de credibilidad y relación.

El porcentaje de penetración que tiene Internet actualmente es sumamente alto y las ventas se ven cada vez más comprometidas si no se tiene presencia online, por todas estas razones resulta imperativo que las marcas aparezcan en los resultados de Google para poder desarrollar un plan de acción efectivo. La fidelización de clientes a través del uso de las redes sociales y de la creación de contenidos se traducirá en mayores ventas, entretenimiento e interacción fortalecen la experiencia del consumidor y sabrá agradecerlo.

¿Qué puede ocurrir si tu negocio no está en Internet?

El Grupo Econocom se ha dedicado a contribuir en diecinueve países del mundo con acuerdos de colaboración, solución TI e innovación para que las organizaciones no se queden al margen del progreso tecnológico porque ello pondría en riesgo no solo la competitividad sino también la continuidad de las mismas.

Descuidar este tipo de consultoría puede acarrearte los siguientes problemas:

– Limitaciones de espacio: si tu producto no forma parte de la gran oferta mundial a través de páginas de comercio electrónico, tendrá limitaciones de espacio porque no se podrá comerciar con facilidad fuera del país en cuestión. Si tu negocio no está en Internet te niegas a mirar más allá de las fronteras impuestas.

– Limitaciones horarias: si tu organización no cuenta con un sitio web que esté disponible ininterrumpidamente, tendrá limitaciones horarias porque no podrá atender las solicitudes o consultas en todo momento. A menos que se incrementen los costes en el organigrama para que se puedan cubrir todos los turnos en los espacios físicos.

– Disminución de la credibilidad: si tu marca no tiene ningún tipo de posicionamiento en los buscadores pierde credibilidad y posibilidades de venta porque los usuarios consideran señal de seriedad contar con una página web (más una versión móvil) o un espacio virtual que sirva para dar la cara en todas las circunstancias.

– Silencio: si tu negocio no está en Internet está dejando de seducir a más de tres mil millones de personas conectadas que están interesadas en pagar por un producto y una experiencia relacional. Estás en silencio mientras otras organizaciones están haciéndose escuchar a través de todos los medios posibles.

– Disminución de las ventas: Si tienes un negocio tienes que agilizar su transformación digital de la mano de aliados como Econocom para no cerrarle las puertas al mercadeo digital. Al estar detrás de la competencia en materia de tecnología pierdes visibilidad, he aquí la importancia de estar en Internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *